Polen Alergéncos en Buenos Aires


La ciudad de Buenos Aires (58º25´W, 34º35´S), capital de la República Argentina se extiende a lo largo de la costa del Río de La Plata a nivel del mar.
La vegetación urbana que predomina es arbórea - arbustiva y se distribuye en calles, plazas y parques.

Los primeros estudios aeropalinológicos en Buenos Aires se remontan al año 1940. Análisis más recientes fueron realizados durante Julio 1989 a Junio de 1992 en Almagro, Ciudad Universitaria y Costanera Sur (Romero et al, 1992; Majas et al, 1992; Majas y Romero, 1992). En una etapa posterior se llevó a cabo durante 1993 y 1994 en el barrio de Villa Urquiza (Noetinger y Romero, 1997; Noetinger 1993; Noetinger et al, 1994). Los últimos muestreos se efectuaron desde Julio de 1997 a Junio de 1998 en el Barrio de Caballito (Nitiu et al, 2003).


Los resultados de estas investigaciones establecen épocas de máximos y mínimos registros de polen en la atmósfera, los cuales son muy importantes desde el punto de vista clínico.

Época estacional de finales del Invierno hasta mediados de la Primavera con predominio polínico en la atmósfera de ejemplares de hábito arbóreo. Se hallan Cupressaceae (ciprés), Fraxinus (fresno), Platanus (platano), Morus (morera), Celtis (tala), Acer (arce), Populus (álamo), Urticaceae (ortiga), Cyperaceae (cypero), etc.

Época estacional desde finales de la Primavera hasta finales del Verano con predominio polínico en la atmósfera de ejemplares de hábito herbáceo. Se hallan Poaceae (gramíneas), Chenopodiaceae-Amaranthaceae, Ambrosia (altamisa), Artemisia, Myrtaceae (eucalyptus), etc.

Época estacional desde Inicio del Otoño hasta mediados del Invierno considerada residual por no presentar predominancias de ningún tipo de polen. Se hallan Casuarina, Myrtaceae (eucalyptus), Cedrus (cedro), Poaceae (gramíneas), Chenopodiaceae-Amaranthaceae.
Estos estudios aeropalinológicos permiten caracterizar el contenido polínico de la atmósfera en distintas épocas del año. Son imprescindibles para el tratamiento y prevención de la polinosis, ya que la mayoría de los granos de polen identificados registran un potencial alergénico capaz de sensibilizar a individuos predispuestos..