Polen - Polinosis

Importancia de la relación polen-polinosis

Debido a la importancia epidemiológica de la polinosis, ya desde mediados del siglo XX se consideró importante el estudio de los granos de polen desde el punto de vista ambiental, diseñándose a los largo del tiempo diversos colectores de polen con el fin de poder realizar recuento ambientales.

Los recuentos de polen son de gran utilidad clínica. Es importante que los datos obtenidos se trasmitan a los pacientes polínicos con el fin de que se pueda predecir la intensidad de los síntomas y tomar las medidas de evitación pertinentes, al tiempo que se les da explicaciones sobre las limitaciones que presentan con el fin de prevenirlos sobre los posibles errores y discordancia, ya que no siempre existe una clara y exacta correlación entre al exposición y los síntomas. Esta falta de correlación se debe principalmente a que: la gravedad de la polinosis es muy variable entre los pacientes principalmente en aquellas épocas donde muchos presentan alergias a diversos granos de polen que se presentan simultáneamente en la atmósfera. Otros factores que pueden contribuir a la moderada relación que habitualmente se encuentra entre la concentración de polen ambiental y los síntomas son las siguientes: el posible papel de alergenos que se encuentran fuera de los granos de polen (partículas micrónicas), el hecho de que las concentraciones de polen obtenidas dependen en parte de la localización del captador y finalmente, las situaciones particulares que pueden motivar que la exposición individual aumente, como puede ocurrir al viajar en un automóvil con la ventanilla abierta, la alta exposición que suele ocurrir al cortar el pasto, etc.

Aún con todas estas limitaciones, diversos estudios mundiales principalmente europeos, estadounidenses y japoneses han demostrado fehacientemente que los recuentos de polen y el registro de síntomas en cartillas por parte de los pacientes, permiten establecer relaciones entre cambios en las concentraciones de polen y la aparición de síntomas. Algo muy útil a la hora de establecer que grano o granos de polen son importantes y tienen relevancia clínica en pacientes que muestran, por ejemplo, múltiples sensibilizaciones en pruebas cutáneas.


Capacidad alergénica del polen

La capacidad alergénica del polen se debe a los propios granos que se depositan en las mucosas. Los estudios aerodinámicos realizados sugieren que las partículas de dimensiones superiores a los 10um quedan retenidas en las vías respiratorias superiores. Se ha planteado la posibilidad de que exista una fracción de partículas de pequeño tamaño (2-5 um) que conteniendo fracciones alergénicas fueran capaces de penetrar en el árbol bronquial y con ello desencadenar síntomas de asma. Si estas partículas se encontraran en el ambiente fuera de la época de polinización, podrían llegar a sensibilizar al paciente lo que podría explicar la discordancia temporal que a veces existe entre síntomas y polinización.

Polinización y clima

Durante el período de polinización las concentraciones de polen aumentan con el incremento de la temperatura (días secos-soleados) y disminuyen con la lluvia o el frío. Las concentraciones suelen hallarse mayores en las horas del mediodía favorecidos por una mayor insolación y turbulencia que en las horas de la noche.
Las áreas rurales suelen registrar menor concentraciones de polen que las ciudades debido a que las turbulencias creadas en la ciudades por el tráfico y /o el viento a través de las calles , pueden aumentar la exposición de los granos de polen. Todas estas observaciones son útiles al momento informar y aconsejar las normas ambientales para evitar o disminuir la exposición al polen en pacientes alérgicos.